Significado del símbolo Libra

Significado del símbolo Libra - HoroscopoLibra.eu
El símbolo es la creación humana que permite conocer algo más acerca de aquello que siempre estuvo frente a sus narices, pero que le resulta difícil de comprender a simple vista. Hoy te invitamos a dar una recorrida por el ya muy conocido símbolo del signo zodiacal de Libra: la balanza.

Libra y su Balanza

La primera impresión que nos da la balanza es la del equilibrio perfecto entre dos lados distintos de una misma unidad. Sin embargo, no es tan así. A los efectos de que una balanza se mantenga equilibrada es necesario mucho esfuerzo, ya que un gramo de más hace que un platillo caiga más abajo que el otro y que toda la estructura sufra una pequeña sacudida. Es de este modo que Libra vive y lucha con la vida cotidiana.

Los nativos de este signo pugnan por mantener un balance que les resulta muy difícil de hallar, cuánto más de sostener. Es como que en su interior vivieran dos opuestos que, para estar en armonía, deben lograr encontrar el punto medio y acomodarse en esa zona de confort.

Por ejemplo, son muy sociables y aman conocer gente, pero no soportan estar atrapados en una multitud de personas. Por otro lado, pueden llegar a ser pacientes y esperar el tiempo necesario para lograr algo que se proponen, pero esto no quiere decir que dejen de lado su inquietud interna, ese ritmo que los hace estar siempre alerta a los peligros y a las oportunidades. Sin previo aviso, pasan de estar a toda máquina en una actividad, a reposar como si nunca hubieran sido un ser viviente independiente del sillón en el que ahora yacen.

De este modo, muchas son las contradicciones existentes en el interior de un hijo de la balanza. Se dice que son equilibrados, pero lo cierto es que buscan ese equilibrio toda su vida para poder hallar la paz que les dé reposo a su corazón.

La Balanza no se Decide

¿Has tenido la oportunidad de observar cómo es que una balanza comienza a oscilar cuando un nuevo peso es agregado en uno de sus platillos? Su bamboleo parece que no le dejará volver a estabilizarse jamás. Yendo arriba y abajo es como permanece durante unos cuántos segundos hasta que finalmente el platillo más pesado termina por acomodarse más abajo.

Del mismo modo es como actúa la mente de un representante de la balanza cuando debe tomar una decisión. No termina de decidirse jamás porque no le gusta hacerlo. Siempre piensa en la parte que terminará desfavorecida y procura no ser el responsable de esa desventaja en los demás. Por lo tanto, de igual manera que el platillo de la balanza se acomoda solo, la vida de un librano o librana toma el curso que debe tomar, por el propio peso de las circunstancias.

Tus Comentarios